martes, 21 de febrero de 2017

A TU LADO


Yo soy quien escudriña la noche del lobo,
quien te muerde la nuca en la niebla
y ataranta tu acuática calavera.
Yo, he estrellado mi nave blanca,
quedando atrapado, enmarañado
dentro de las redes de tu astral telaraña,
pegado al timón del Dios suicidado.
Yo demente, glauco,
eternamente a tu lado.


a Hana, Feliz Cumpleaños 2017 
21 de Febrero 
                                                                       

















Hana 2 (C.Sandre 2017) {SANGUINE}

jueves, 2 de febrero de 2017

Prepucio de Acordeón (Tres Caminos)



Dejé mi prepucio de acordeón en un túnel de luz, no se me presentó ningún familiar, lo cual fue una alegría. Los surcos de las personas contienen familias invisibles o en salchichas. Jesús no comía salchichas y mi cepillo de dientes fue útil para limpiar el túnel. No, no vi a ningún familiar, yo vi a Dios y al Diablo en el haz de luz, mientras de mi prepucio de acordeón provenía una música secreta y conmovedora. Dos caminos claros y serpenteantes y un tercero entre la niebla, se abrieron ante mí. En uno de los dos primeros, el Diablo tocaba la guitarra con sus ojos azules y en el otro aguardaba un sol esplendoroso pero lejano tras un vasto y tormentoso cielo. Para mi sorpresa, Dios también tenía ojos azules, aunque su piel a veces fuera muy morena y otras pálida. Un gato escapó por la ventana, pues estaba muy interesado en hacer Wing Chun junto a otros gatos bien cebados de su vida pasada. Me resultó extraño que el gato quisiera regresar junto a esos otros que le amargaron. Vi a Buda tan distante, mirando hacia otro lugar cuando una silenciosa cruz era quemada y me sorprendió descubrir una linda mariposa junto a su lado. Una vez le hablé a la mariposa del maestro, pero ella entonces no me hizo caso, ahora, sin embargo, la mariposa revoloteaba por la calva del maestro con el culo encendido en llamas. Si, ahora recuerdo bien, yo mucho antes les hablé del Wing Chun y de Buda tanto a la mariposa como al gato, pero ninguno de ellos me prestaron mucha atención, ahora parecían encandilados cuando otros repitieron el consejo. ¡Cuánto me recordó esa actitud a la mujer que construyó mi prepucio de acordeón! Entonces supe que el tercer camino sería mi elección, por unos segundos fui valiente y me decidí, pero un perro viejo me empujó, tomó la iniciativa y se alejó perdiéndose entre la niebla. Sus patas estaban cansadas, ya no era joven y correr sin criterio le agotaría, pero el perro, anciano y sabio, comenzó a morder la niebla, comiéndosela bocado a bocado, pedazo a pedazo hasta abrirse camino hacia la luz. Yo me quedé quieto con las manos en los bolsillos, plantado ante el cruce de carreteras, silbando la música de mi prepucio de acordeón ya perdido para siempre, mientras Dios era el Diablo y el Diablo Dios y los ojos eran azules y la piel muy morena y se oía aullar tras la niebla aquel perro viejo de camino hacia el cielo.


sábado, 24 de diciembre de 2016

Feliz Cavidad


Espuma alabardero director progre lamiendo el culo mexicano, el camposanto sordo ahora en la calle sin silbidos sin la muñeca alemana de ojos inquietantes, un tiburón aletea bajo el Arco del Dean el arcipreste enamorado de un pupitre flotando en el limbo, ese ángel pervertido prendado con alfiler en mi álbum carbonizado, se ríe de mí, se ríe y necesito más cajones, necesito más cojones para amar la raya y ser asesinado por ella, para comprender por qué Tito y Chanquete tuerto son gerentes del vacío en el espacio.


sábado, 10 de diciembre de 2016

Sin Dormir


El eco ofrece su carne sin dormir
y su silencioso llanto se desborda
sobre las viñas blancas.
Aún queda toda la noche por delante.
Hay sueños y sudor en la bandeja
y la fatiga se acrecienta.
Cada minuto es una uña que se arrastra.

Sé que te he perdido,
pues el viejo abeto ha derramado su corona
sobre mi almohada.

(de "Politraumatismo")


Don't Talk (Sandre, 2011) Sanguine



jueves, 17 de noviembre de 2016

Round Thighs


                                                       Roadside Cafe (Sandre 2014) Sanguine

Una peluca tejida con deliciosa vainilla
cubre la casa abandonada
junto a los eternos cristos del camposanto.
Dentro de mi gabardina,
los astronautas hierven en la sopa
como aborto espontáneo.
Ella me espera bajo la lluvia,
sentada sobre una sombra de manchas.
Yo soy un helicóptero
hecho con pestañas de caracol,
revoloteando alrededor de su corazón de tinta.
Guío al rebaño y lo encesto en la canasta,
los ojos botan contra el muro
y unos muslos redondos y poderosos
cierran el paso al tranvía.
Debo partir antes de que el amarillo
de mi alma desaparezca
y los campanarios y cofradías de ángeles
tomen color a moco.
Adiós, mantícora. 
Cada rosa de la fuente 
lleva un sombrero llamado noviembre.

jueves, 10 de noviembre de 2016

Tampax Diabólico


Comienza la música
el viejo astronauta marca el chotis
el feto se ahoga en su calimocho
sobre el dolmen la guarda de tráfico coreana
se quita los zapatos
calza rosas
y una acequia donde fui feliz junto al diablo
peinándome como un león de códice
ahora soy un dentista guarecido en la caverna
jugando al billar en un tampax diabólico
atento al milagro de Alberto
convirtiendo curas en confetis ruidosos.